una historia de superación

En la reciente wordcamp celebrada en Chiclana de la Frontera, amén de una colección de positivas experiencias, también fue el lugar en donde puedes convertirte en espectador en primera fila de historias de superación que te hacen reflexionar.

La segunda ponencia de la mañana a cargo de nuestra protagonista: Maria del Carmen del Alba, a priori una intervención que se me antojaba aburrida. Nada tenía que ver con la programación o con el diseño, y si bastante con un glosario de normas y recomendaciones. Sin embargo, si algo he aprendido en la vida es no realizar juicios de valor por anticipado, pues corres el riesgo de equivocarte. Por lo menos, mostrar un respeto por el trabajo de la ponente y el tiempo que dedicó a redactarlo. Fenomenal la elección de darle una oportunidad a lo que ésta chica nos tuviera a bien contar.

La puesta en escena: una chica joven, guapa ¿por que no decirlo?, y como pude comprobar más tarde: con la cabeza muy bien amueblada. Ayudada por uno de los organizadores, se preparó para compartir su trabajo y conocimientos con todos los asistentes. Era evidente que esta joven padecía graves limitaciones, como después yo mismo puede leer al final de la presentación, sin ningún tipo de complejos.

Comienza a hablar y, de forma gradual comienza a llamar mi atención. No se trata solo de un glosario de recomendaciones para personas con graves limitaciones a la hora de poder manejar sistemas digitales, e incluso, acceder a la información en Internet; se trata de una gesta personal. Una lucha que, posiblemente,  en infinidad de ocasiones fue ingrata y cruel. Pero ahí estaba ella, dispuesta a enseñarnos cómo con unas sencillas normas basadas en el sentido común podríamos facilitar a un colectivo por desgracia demasiado numeroso a participar  con los demás, en igualdad de condiciones, del conocimiento compartido en la Red de Redes. A demostrarnos que si se quiere, se puede.

No se trató en ningún momento de dar lastima, muy al contrario, con determinación, trabajo y esfuerzo, se pueden alcanzar éxitos muy grandes. Maria del Carmen nos lo demostró.

Ahora sólo queda ponerse a trabajar y dedicar un poco de nuestro trabajo a facilitarles a todos los que se encuentran tantos obstáculos para tener acceso a los contenidos que hoy por hoy compartimos en las miles de páginas de Internet.

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.