vaporcito de El Puerto de Santa María

Uno de los recuerdos más emocionantes cuando era niño era subir a la motonave que unía el embarcadero de El Puerto de Santa María con el puerto de Cádiz.

Muchos años después, a mi regreso a la localidad portuense, descubrí que aquella simpática embarcación se encontraba en el varadero situado en la avenida de la Bajamar. Su estado no invitaba, desde luego, a tener muchas esperanzas para volver a verlo navegar en aguas de la bahia de Cádiz. Ni siquiera disfrutar de él en alguna rotonda como un simbolo más de ésta localidad gaditana.

Es fácil encontrar, investigando un poco en Internet, recursos sobre su historia o sobre el aciago día de agosto en el que se hundío al chocar contra la escollera de Punta Soto. Toda esta información la podemos encontrar en la página de wikipedia, o en articulos de la prensa digital de aquella época: diario de Cádiz, la voz digital o diario de jerez, que dan cuenta del accidente.

Existen aún toda una serie de información que describe el periplo de esta embarcación desde su lugar de reflotamiento, pasando por Navantia, San Fernando hasta, por fin, el varadero en donde se pretendía proceder a una restauración que jamás se hizo. Artículos como: el vaporcito ya reflotado camino de San Fernando, el vaporcito descansa en Navantia o el vapor regresa al Guadalete, describen muy bien el regreso a El Puerto de Santa María.

Imagino que el ánimo inicial por devolverse su perdido esplendor se fue perdiendo conforme pasaba el tiempo. De nuevo la prensa recorre en sus páginas digitales aquella evolución: el vaporcito será reparado y volverá a navegar en Marzo, el vaporcito amarrado un año después de hundirse, el vaporcito como el ave fenix, y por último: nadie ha movido un dedo por el vapor.

Lo que leemos en la prensa digital nos da una idea del desinterés de las autoridades por recuperar emblemas de la ciudad que la hacen reconocible más allá de sus límites geográficos. El aspecto que presenta hoy no puede ser peor. Maderas podridas por todas partes. Me pregunto ¿cómo es posible que aún se mantenga en pie y no haya sucumbido bajo su propio peso?. Pienso que saldría más barato construir un nuevo Adriano antes que restaurar el que se encuentra varado a orillas del rio.

Tendremos que conformarnos en recordar otros tiempos en los que, de la mano de nuestros padres, subiamos a esta veterana embarcación para recorrer las aguas de la bahia. Y no perder de nuevo ocasión por recuperar el patrimonio cultural y arquitectónico que hizo que El Puerto de Santa María se llamara la ciudad de los cien palacios.

viideo del lamentable estado del vaporcito de El Puerto de Santa Maria en mi canal de Youtube

Puedes ver la galería de imágenes completa en mi página de pinterest: antonio garcia prats.


No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.