Frente a la bonita playa urbana de la Caleta, en el paseo marítimo de Cádiz, se hallan dos gigantescos árboles conocidos en la ciudad como los ficus de Mora. Este nombre viene porque el edificio que se encuentra tras ellos, antes de pertenecer a la Universidad de Cádiz, albergó el conocido como Hospital de Mora.

Dos árboles centenarios plantados a primeros del siglo pasado. Son, sin duda alguna, un reclamo turístico para todos aquellos que han decidido conocer la ciudad.

Se cuenta que fueron dos monjas las que trajeron estos árboles en unas macetas desde la India, probablemente en su regreso de alguna misión que se encontraba en aquel lejano país. Parece ser que su destino inicial no era Cádiz. Pero la casualidad hizo que las dos religiosas quedaran retenidas a causa de que una de ellas enfermó y no pudo proseguir el viaje que tenían planeado. Fue por ello por lo que fueron plantadas en este lugar y, con los años, se convertirían en los dos enormes árboles que podemos ver en la actualidad.

No son los únicos ficus que hay en Cádiz. En la Alameda Apodaca hay otro más, cerca del baluarte de la Candelaria.

Comparto con vosotros algunas de las fotografías de estos enormes árboles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here