Para las generaciones actuales, el plástico se considera un elemento esencial presente en prácticamente todos los objetos que tenemos a nuestro alrededor. Es algo habitual a lo que ya estamos acostumbrados. Allá en donde miremos encontraremos un objeto fabricado con este material. Seguramente no sabríamos qué hacer sin ellos. Sin embargo, no siempre fue así. Hubo un tiempo en el que se tuvo la necesidad de ingeniárselas para disponer de objetos que pudieran contener cualquier cosa que se necesitara almacenar.

No deja de ser un elemento decorativo de los que actualmente tenemos en alguna estantería de casa. En otra época, era un objeto cotidiano con el que las familias satisfacían sus necesidades. En la actualidad, pueden encontrarse en Internet como elementos de decoración y, por cierto, en ocasiones a precios nada baratos.

Desde mi punto de vista tenía que ser todo un arte recoger la calabaza con la forma adecuada, secarla y acondicionarla para su uno en el hogar. Tiempos sin duda más sencillos que los de hoy en día, en los que se encontraba lo que se necesitaba en la naturaleza.

Quiero compartir con vosotros un par de fotografías de estos utensilios. Os invito a que comentéis en mi blog vuestras experiencias a propósito de este tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here