Por el centro de El Puerto de Santa María es fácil descubrir casas que han sido abandonadas, quedando muchas de ellas en un serio estado de ruina. Algunas, desde luego, irrecuperables.

No es difícil adivinar cuáles se encuentran en esta situación. Ya hablé en una publicación anterior sobre una en particular. En la mayoría de los casos, las puertas han sido tapiadas, escondiendo de curiosos y ocupas su interior. Obvio que evitar accidentes o plagas son razones de peso para tomar estas medidas.

Si tienes suerte, puedes encontrarte una ventana abierta a través de la cual verás el interior de alguna estancia, pero es difícil toparse con estos casos.

Recuerdo un viaje que hice a Valencia. Observé que el centro de la ciudad se encontraba completamente reconstruido con una activa vida comercial allá donde miraras. Me pregunto ¿por qué razón no se rehabilitan y se facilita el acceso a la vivienda a aquellos jóvenes que aún no disponen de recursos suficientes para comprar una casa propia?.

No parece una mala iniciativa que las autoridades promuevan el acceso a la vivienda y, de forma paralela, recuperen esos centros históricos que cada día están más abandonados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here