Crónica de una guerra no declarada

Crónica de una guerra no declarada

La llegada de la pandemia ha generado un escenario de confusión en el que ya no puedes estar seguro de qué es lo que es verdad y qué no es. Las redes sociales, las incoherencias en las medidas que están tomando la administración central o las diferentes autonomías o los diferentes medios de comunicación públicos y privados provocan serias dudas de lo que realmente está pasando.

Sería razonable imaginar que ésta pandemia  ha sido algo planificado y extendido por todo el mundo de una manera intencionada.

Un plan pre-establecido e intencionado a nivel global

Lo que parece razonable es que ésta pandemia tiene una serie de caracterísiticas particulares. Se están imponiendo, cada vez con más fuerza, la opinión que ésta pandemia no comparte las características de otras pandemias históricas sino, por el contrario, responde a un plan pre-establecido con siniestros objetivos y respaldado, presuntamente, por organizaciones supranacionales.

Una justificación para provocar un cambio en el modelo de Estado en España

Puede generarse una duda razonable a propósito de que, en España, el gobierno nacional está sirviéndose de esta situación para establecer una hoja de ruta para provocar un cambio en el modelo de estado en el que vivímos desde hace más de cuarenta años en nuestro país  y que responda a sus convicciones ideológicas.

Un negocio multimillonario con la comercialización de las vacunas

El pilar básico sobre el que supone que se combatirá de manera efectíva  la pandemia será con una vacuna. Habría que imaginarse el monumental beneficio económico que le generará al laboratorio que de con ella o las empresas que las comercialicen en el mundo. Una vacuna totalmente experimental y en la que no parece que se tenga claro ni su efectividad real ni sus efectos secundarios. ¿Qué es lo que van a proporcionar? y ¿cuáles seran los efectos de éste medicamento sobre la población?. Parece, sin duda, algo similar a una mala película de terror y ciencia ficción.

Censura mediática

Es un secreto a voces que tanto en España como en muchos otros paises se está ejerciendo un control de la información, censurando aquellas opiniones que no convienen o no responde a los propósitos particulares o de administraciones públicas y privadas.

Cualquier criterio que cuestione la realidad que plantean organismos oficiales nacionales o supra-nacionles es convenientemente silenciado.

Se debate, también, si en las redes sociales, esta censura es absolutamente obediente a éstas directrices de control, clausurando  las cuentas o filtrando aquellas opiniones que resulten incómodas para no se sabe quién.

Una incomprensible pasividad de la sociedad frente a todas éstas agresiones de las libertades personales y colectivas

Es absolutamente incomprensible como se ha logrado manejar a una sociedad que parece aletargada, dócil ante todas las imposiciones sobre sus libertades personales y, según muchos, una descarada agresión contra el estado de derecho en España.

Da la impresión de que tanto la sociedad no es capaz de expresar su desagrado ante ésta alteración de su vida, de su trabajo, de sus pretensiones de futuro. ¿Se está manipulando a la población?.

Una opinión alternativa

Este vídeo, cuyo enlace os dejo a continuación, ofrece una perspectiva alternativa a toda la situación social, económica y sanitaria generada por la pandemia en España.

Tras el visionado de éste documental, cada uno debería sacar sus propias conclusiones tras compararlo con los datos oficiales que se pueden obtener a través de los organismos oficiales y de las opiniones en otros medios de comunicación públicos o privados en España.

No Comments

Post a Comment