El bálsamo de fierabrás

El bálsamo de fierabrás

Al igual que la panacea cervantína del bálsamo de fierabrás, aquellos remedios de los libros de caballería medievales que prometían la cura de cualquier mal, el ejecutivo presidido por el señor Sánchez pretende convencernos, en un alarde más de cinismo, que la anunciada vacuna es mérito exclusivo suyo. Por supuesto, ningún gobierno -mucho menos uno conservador- tan sólo el comandado por la coalición social-comunista serían capaces de encontrar ésta fórmula mágica que salvara al pueblo español de tamaña catástrofe sanitaria.

Como uno más de los hitos de la siniestra estrategia de éste gobierno social-comunista, nos venden la vacuna como la panacea cervantína del bálsamo de fierabrás: solucionará todos los problemas siendo mérito exclusivo del ejecutivo liderado por Sánchez e Iglesias.

Y esta fórmula, desde luego amparada por el paraguas de los medios de comunicación afines a esta pseudo dictadura bolivariana parece ser consumida por los simpatizantes e influences de ésta sociedad progre sin la menor mueca. Cualquier eslogan lanzado por el gobierno es repetido hasta la náusea sin que medie ni el más mínimo análisis. Parecería que, sin percatarse de ésta metódica estrategia de marketing, el objetivo es el lavado de cabeza de la mayoría de la población española.

Tratarán, sin la menor duda,  de borrar de nuestra memoria éste nefasto año y de las consecuencias que, seguramente, acarreará a lo largo de la próxima década. Sin ningún escrúpulo, procurarán que se olviden los miles de muertos que ha ocasionado ésta pandemia, así como el sufrimiento de las familias que han visto perder a alguno de sus miembros víctima de un tan inesperado como inoportuno contagio que le ha costado la vida.

Todo apunta a que la pandemia y los sucesivos estados de alarma han servido para tejer un ambicioso plan que destruya todas las instituciones democráticas, poniéndolas al servicio de los líderes social-comunistas.

Todo sirve para implementar las políticas que les lleve a implantar otro régimen bolivariano en el mundo, cualquier mentira al servicio del poder se convierte en un arma legítima.con la que conseguir sus propósitos. Aprovechando ésta pandemia han ido aprobando toda una colección de leyes absolutamente reaccionarias, ignorando cualquier negociación o control parlamentario. Todo vale siempre y cuando sirva a la finalidad que persiguen: perpetuarse en el poder.

No parece probable que la vacuna llegue de forma inmediata a toda la población, y la desconfianza generalizada que la nefasta gestión que el ejecutivo del señor Sánchez ha despertado entre los españoles reducirá, en gran medida, a aquellos que deseen convertirse en cobayas humanas para probar la eficacia de ésta vacuna.

Ahora bien, me pregunto que cuándo sea palpable que la vacuna no llega más que a un infimo porcentaje de la población y que la cadena de contagios no disminuye en proporciones significativas, ¿con qué estrategia pretenderán justificar éste nuevo fracaso?.

No Comments

Post a Comment