Me traslado a las instalaciones del Aeropuerto de Jerez para conocer la última estación de ferrocarril de la provincia antes de encaminarse hacia la Sevilla, al menos en lo que respecta a la zona de la Bahía. Llegar a estas instalaciones es encontrarse con un amplio aparcamiento -creo que de pago- al final del cual está la entrada de la estación. Así que os podéis imaginar que llegar con vuestro propio vehículo es equivalente a llevar algunas monedas para pagar el estacionamiento.

En este pequeño apeadero no solo se detienen los servicios de cercanías que vienen desde Cádiz, también algún media distancia como el que procede de la estación de ferrocarril de Jaén, por poner un ejemplo. Pocas instalaciones vas a encontrar en esta terminal aparte de los básicos de cualquier apeadero moderno. Dispone de cuatro vías de las cuales, únicamente dos de ellas tienen acceso a los andenes.

Para los viajeros que acaben de bajarse de un avión y tengan intención de viajar a la capital gaditana, tendrán que armarse de paciencia. Entre un tren y otro deberán aguardar más de una hora.El trayecto no bajará de los cuarenta minutos hasta llegar a Cádiz. Os podéis imaginar la triste periodicidad producto de los escasos viajeros y según de algunos medios de comunicación, el desajuste que existe con los vuelos que llegan al aeropuerto.

Echando mano de la historia, es una estación que tiene apenas una década de existencia desde aquel 7 de septiembre de 2011, día en el que se inauguró oficialmente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here