Me encuentro a las puertas de una de las estaciones con más historia de nuestro país. No en vano tiene más de un siglo y medio de historia, formando parte de una de las primeras líneas ferroviarias que, en aquella época estaba gestionada por la Compañía de Ferrocarriles de Sevilla a Jerez y Cádiz.

Inaugurada un 13 de marzo de 1870, formaba parte de un ambicioso proyecto que pretendía unir la capital andaluza con Cádiz. En menos de una década la estación pasó de una compañía a otra, debido fundamentalmente a su pésima situación financiera hasta que, finalmente, acabaría siendo gestionada por Renfe.

Recientemente se ha inaugurado la nueva terminal, ya soterrada, cuyas obras han ido acumulando retrasos hasta el año 2013 en la que, por fin se dió por terminada. De la antigua estación no han quedado mucho más que algunos elementos como la marquesina, ubicada frente al edificio de la terminal.

En esta estación dispone de servicios de media distancia, alta velocidad y la línea de cercanías C-1 que une la capital con Jerez de la Frontera y el Aeropuerto. Aparte de los trenes que se detienen en sus andenes, sus instalaciones son bastantes espartanas: no tiene servicio de cafetería ni tampoco taquillas. Solo hay disponibles algunas máquinas expendedoras de títulos de viaje.

Su ubicación frente al parque del porvenir la sitúa muy cerca del centro histórico de la localidad gaditana. Comparto algunas fotografías del exterior e interior de la estación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here