Firma electrónica

Firma electrónica

La situación generada por la pandemia del covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de establecer de una forma general la interacción de los ciudadanos con la administración de forma telemática.

Quiero decir que no sólo es urgente una simplificación de cualquier tramite que una persona requiera hacer con la administración, sino también que esta pueda realizarse de forma integra a través de medios telemáticos.

Esta nueva realidad requiere que la habitual firma manuscrita sea sustituida por una firma digital que identifique de forma unívoca al individuo y que posea una serie de características habituales en cualquier transaccion legal.

La firma ya tiene en España regulación legal, esta está recogida en la Ley 59/2003 de Firma Electrónica de 19 de diciembre.

¿Qué es una firma electrónica?

Una firma electrónica son un conjunto de datos electrónicos asociados con un documento con una serie de funciones básicas tales como:

  1. Identificar al firmante de una manera única e inequívoca.
  2. Asegurar que el documento firmado, que es enviado una persona o un ente jurídico es exactamente igual que el original y que no sufre ninguna alteración o manipulación.
  3. Asegurar que los datos que utiliza el firmante son únicos y exclusivos, por lo que asegurará legalmente que el documento que ha firmado es suyo, no pudiendo desdecirse más tarde de que no es suyo

Estas características básicas de la firma digital están recogidas en la ley anteriormente citada y son indispensables para su uso.

Tipos de firmas reconocidos

Según se recoge en la legislación española vigente, existen dos tipos de firmas con características propias: firma electrónica avanzada y firma electrónica reconocida.

Las firmas electrónicas por regla general, para garantizar su buen funcionamiento, requieren de técnicas criptográficas. Habitualmente de clave asimétrica, como veremos más adelante.

Firma electrónica avanzada

Este tipo de firma permite identificar al firmante de manera única, pudiéndose detectar cualquier cambio ulterior a los datos firmados. La firma está vinculada de forma única. Además ésta firma ha sido creada por medios que el firmante puede mantener bajo su control exclusivo.

Firma electrónica reconocida

En cuanto a la firma reconocida, no es más que una firma avanzada que está reconocida por una entidad certificadora y generada mediante un dispositivo que se considere seguro.

Según ley, esta firma es la única que se considera equiparable a una firma manuscrita.

La firma reconocida debe poseer las siguientes propiedades para ser válida:

  • Debe identificar al firmante.
  • Debe garantizar la integridad del documento firmado.
  • Debe garantizar el no repudio del documento.
  • Debe contar con la participación de un tercero de confianza.
  • Estar basada en un certificado digital reconocido legalmente por una entidad certificadora.
  • Debe de estar generada por un dispositivo seguro

Como podemos apreciar, los tres primeros puntos corresponden con las características básicas de la firma digital de las que hablaba al inicio del artículo.

Las cuatro primeras pueden garantizarse por medios criptográficos y la existencia de una Autoridad certificadora reconocida por todas las partes. Con todo, de los cuatro primeros puntos podemos obtener tan sólo una firma avanzada.

Para que sea firma avanzada, según se recoge en el artículo 24 de la ley 59/2003, el dispositivo que genera la firma ha de ser seguro, y para ello debe garantizar que las claves sean únicas y secretas, no pudiendose dedicir la clave secreta de la pública y viceversa, que el firmante pueda proteger de forma fiable las claves, que no sea posible modificar el documento firmado y, por último, que el firmante pueda ver lo que va a firmar.

Así pues, como el ordenador personal no se considera un dispositivo seguro, las firmas generadas en éstos dispositivos sólo se consideran firmas avanzadas.

El DNI electrónico, por contra, si son reconocidas como firmas seguras y por tanto son equivalentes en toda regla con una firma manuscrita.

Conclusión

La firma digital lo que pretende es reforzar la confianza en las transacciones electrónicas legales, entre personas o con la administración pública o privada.

No Comments

Post a Comment