Este es unos de los monasterios más antiguos de El Puerto de Santa Maria, edificado sobre la primitiva ermita de San Blas, a finales del siglo XV.

El edificio ha sufrido sucesivas reforma hasta llegar a la fachada neoclásica de la actualidad. Sea por los saqueos que padeció la ciudad por las tropas anglo-holandesas o por la ocupación francesa durante la guerra de la Independencia, el monasterio sufrió importantes desperfectos que acabaron, entre otras cosas, con el archivo que albergaba.

Su función social la perdió en la época de las desamortizaciones, aunque no la religiosa que ha perdurado hasta nuestros días.

En sus orígenes, convivieron en el monasterio tanto una comunidad masculina como una femenina. Posteriormente, con la construcción del hospital del Espíritu Santo y San Telmo, pasó a ser únicamente de mujeres. De aquel nosocomio solo queda en el edificio la ermita y el convento.

En la actualidad, las monjas mantienen abierto un centro escolar y consiguen ingresos para el mantenimiento del monasterio a través de la venta de repostería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here