Origen del día de todos los santos

Origen del día de todos los santos

El día 1 de noviembre se dedica un día a honrar a los seres queridos que ya han fallecido. Una jornada en la que se acude a los cementerios a visitar y recordar a nuestros familiares adornando sus tumbas con flores.

Quisiera dedicar este artículo a explorar los orígenes de la fiesta de todos los santos. Es una fiesta muy arraigada, especialmente en comunidades como la gitana. Pero, ¿cuál es el orígen de ésta fiesta?.

Esta festividad se remonta ni más ni menos que desde hace más de un milenio. Una fiesta eminentemente religiosa, creada y promovida por la Iglesia Católica. Instituida por el pontífice Gregorio III quien, durante su pontificado, consagró una capilla en la Basílica de San Pedro  en honor de todos los santos.

Años más tardes, en tiempos del Papa Gregorio IV extendió la celebración a toda la Iglesia, extendiendo su celebración a todo el orbe católico. La pregunta es ¿por qué se escogió la fecha del 1 de noviembre para su celebración?. Como sucede en muchas celebraciones católicas, trata de sobreponerse sobre una fiesta pagana, de los pueblos germánicos, muy anterior.

En la iglesia ortodoxa, se escogió, empero, el primer domingo de Pentecostés como día de la celebración de todos los santos.

Cada país tiene su propia forma de conmemorar éste día señalado en el calendario con diferentes festejos y formas en la que se recuerda a todos los que nos dejaron. Quizás la más exótica pueda ser la que se celebra en México, popularizada en los últimos años, y considerada desde el año 2003 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

No Comments

Post a Comment