Me encamino a la plaza de la Constitución, uno de los barrios con más encanto de Martos. Voy con intención de visitar la Iglesia de Santa Marta. Tiene su origen, al igual que otros templos, en tiempos de la conquista de la ciudad allá por 1219. Fernando III, el Santo cederá la defensa de la población a la Orden de Calatrava una década después.

La iglesia fue edificada por la orden. Está dedicada a la patrona de la ciudad: Santa Marta. De un estilo gótico, es un edificio austero en el que destacan algunos elementos como las bóvedas de crucería, las portadas -una de ellas ya se ha perdido- o la Capilla Mayor.

Durante el siglo XVI, Francisco del Castillo amplió y remodeló el templo añadiendo su original torre campanario que se encuentra a un lado de la iglesia.

Ostenta el título de «Real» desde 1617, pudiendo celebrar honras fúnebres por los reyes y publicar la Bula de la Santa Cruzada.

Según cuenta la leyenda dentro de sus muros se encuentran sepultados los restos Carvajales, quienes fueron ejecutados por orden de Fernando IV, El Emplazado en 1312.

Os invito a conocer la iglesia en esta pequeña galería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here