Durante unos años colaboré como responsable de comunicación. Esta ocupación me permitió conocer algunos lugares de la provincia de Cádiz. Unos de los que más me impactó fue el puerto de Barbate. Quisiera aprovechar la ocasión para recordar aquella visita. Allá hacia donde mirara no percibía más que una progresiva decadencia que se hacía sentir en la zona. Inversiones millonarias malgastadas que no llegaron a cumplir con el objetivo para las que se edificaron. Parece que las sucesivas crisis económicas se habían dejado sentir. Aunque, mucho me temo que, en parte, una mala gestión de los recursos también tuvo algo que ver.

Por un lado, procuré curiosear por lo que parecían algunos edificios históricos que, con toda evidencia, habían quedado abandonados. Imagino que, tras llegar al final de su vida útil, cuando dejaron de ser rentables las actividades que allí se realizaban, sus responsables se desentendieron. Mirando a través de las ventanas abiertas, solo se veía algún que otro mobiliario y basura esparcida por el suelo. El tiempo ya se había ocupado de ocasionar desperfectos. Me pregunto si habría planes para volverlo a poner en valor o, por el contrario, simplemente dejarían que se viniera abajo.

En otra zona del puerto, había una serie de naves industriales en las, por lo que pude apreciar, no parece que se hubieran iniciado en ellas ninguna actividad. O permanecían cerradas o servían de almacenes para materiales. De muchas, me quedó la impresión personal de que no se había llegado a terminar la obra.

Quiero compartir, a continuación, algunas fotografías que realicé en el transcurso de una visita que me dejó bastante mal sabor de boca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here