Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo

Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo

Conocí éste interesante personaje de la novela histórica de Manuel Mujica titulada Bomarzo. Ya he escrito un artículo de la novela que tanto me gustó en mi blog personal, y que recomiendo al que le guste la lectura de novelas históricas.

Pero ahora me gustaría fijar mi atención en la figura del Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo. Descendiende de una de las familias más influyentes y poderosas en el renacimiento italiano, fue un destacado mecenas, ocupandose también del negocio familiar: ser condottieri.

Alcanzó el ducado gracias a la fortuna y la inestimable intecesión del cardenal Alejando de Farnesio. Aunque su relación con la familia Farnesio no acabó ahí. Años después se caso con Julia de Farnesio, una de las parientes del cardenal.

Su vida como condottieri acabó en 1550 dedicandose el resto de sus días a rodearse de artistas y sabios en su pequeña corte de Bomarzo. También dedicó todo su esfuerzo personal y su fortuna a crear una de las obras más enigmáticas y fascinantes: el famoso parque de los monstruos.

retrato del Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo
retrato del Pier Francesco Orsini, duque de Bomarzo

En el libro del autor argentino Manuel Mujica, se narra la vida de éste personaje. Atormentado por su deforme cuerpo, jamás pudo ser aceptado por su familia, la cuál lo repudió por no considerarlo digno de la antígua e influyente estirpe de los Orsini.

Condenado al ostracismo, la fortuna acabó sonriéndole, a pesar de que le llegó con la muerte de sus familiares directos. Primero su padre muerto en una más de las frecuentes guerras en las que se desangraban los estados italianos de aquella época. Un lucrativo y,  a la vez, peligroso negocio familiar que podría facilitarle el acceso a grandes privilegios y riquezas o, por contra, que encontraran la muerte en aquellos campos de batalla.

La suerte de su hermano mayor, destinado a disfrutar de la herencia de su padre, tampoco llegó a hacerse realidad. Muerto en un fatal accidente, cedió el testigo a Pier Francesco, a pesar de las intrigas de su padre y su abuelo materno, el cardenal Orsini, por que el trono de Bomarzo fuera ocupado por el hermano menor: Maerbale Orsini.

posible retrato de Maerbale Orsini, hermano menor de Pier Francesco Orsini

Tampoco fueron felices sus esperanzas de matrimonio con su bellísima y joven esposa: Julia, proveniente de otra de las poderosas familias italiana: los Farnesio. Su carácter introvertido y acomplejado -tal y como se narra en la novela de Mujica- no facilitó en absoluto sus relaciones conyugales.

Su dedicación plena a la cultura, la literatura, la escultura y la obra de su vida dentro de la cuál -como leemos en las últimas páginas de la novela- encontrara la muerte y, al tiempo, la inmortalidad que tanto ansiaba. Fue un adecuado epitafio de una vida dedicada a una búsqueda incansable por encontrar un consuelo a su atribulada existencia.

No Comments

Post a Comment