Martos cuenta aún con numerosos testimonios de su pasado dentro de su término municipal. Eso lo demuestra el puente medieval que aún cruza el arroyo del Salado.

Se supone que fue construido allá por el siglo XIII o XIV. A pesar de todo el tiempo transcurrido, se encuentra en un aceptable estado de conservación. No en vano, aún transitan sobre él vehículos agrícolas.

Se construyó con la finalidad de enlazar el Torreón del cerro del Algarrobo, en la vecina localidad de Fuensanta, con Martos a través de un camino medieval que, en gran parte, ya se ha perdido.

Para quienes deseen visitarlo, diré que más vale que se vayan equipados con unas buenas botas cómodas para caminar pues se encuentra a varios kilómetros del centro urbano. Lamentablemente, no está demasiado señalizado por lo que es conveniente establecer, antes de salir, cuál será la ruta a seguir para no perderse.

Os dejo algunas fotografías del puente medieval.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here