Huelga de sanitarios en madrid
Huelga de sanitarios en madrid

No parece casualidad que la algarada que irrumpe estos días en Madrid en la calle reivindicando una sanidad pública, coincide con la insurrección de los traidores que pretende derogar el delito de sedición en España. Y parece que a los responsables de los gravísimos acontecimientos ocurridos en Cataluña les saldrá gratis sus responsabilidades.

Supone no solo un asalto a la democracia por parte de los partidarios del sanchísmo y de aquellos políticos que desean y trabajan por destruir a España como nación. Además, se sigue al pie de la letra la hoja de ruta para acabar con quienes representan de un socialismo moderado y crítico con la política del presidente del gobierno español.

No asombra ya a nadie, salvo a quien aún prefiera permanecer con los ojos vendados y pasando el tiempo repitiendo consignas de los comisarios políticos de turno, que el único interés que parece dirigir las decisiones del actual presidente español no es otro, sino perpetuarse en el poder. Y aunado a estas aspiraciones que encaminan al país a una república laica y dictatorial a imagen y semejanza de la venezolana.

Todo junto no es más que parte de un engranaje que parece servir a los propósitos de grupos minoritarios que pretenden imponer esta agenda globalista a una mayoría de ciudadanos en el mundo. Y aún parece que la población sigue adormecida sin ser capaz de reaccionar a los postulados de una progresía mundial cada vez más radical.

La mal calificada mejor sanidad del mundo hace aguas por todas partes, con una gestión ineficaz de sus recursos y una alarmante fuga de talentos que, mal pagados, prefieren emigrar más allá de nuestras fronteras nacionales. Una clase funcionarial, agradecida del régimen actual, acapara, de forma progresiva, los recursos, devolviendo a cambio una ineficaz gestión que promete colapsar los centros sanitarios en un futuro cercano. Y para colmo de males, un gobierno obstinado en dar la espalda a una sanidad privada que podría dar soluciones a los problemas planteados.

No es difícil caer en la cuenta, pues, que lo más probable es que las cuestiones que lastran a España no vengan de otro lado sino de una clase política ávida de privilegios y sin capacidad ninguna para gestionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí