Durante unas obras realizadas por la empresa de servícios púbicos de agua, Apemsa, en El Puerto de Santa María, fueron hallados dos fragmentos de lo que fue en otra época el acueducto que surtía de agua a la ciudad. Se estima que estas ruinas datan del siglo XVII o XVIII, por lo que a nadie se le escapa la importancia histórica que tienen. Por este motivo, han sido reubicados en uno de los jardines adyacentes que hay entre el centro comercial El Paseo y la zona de aparcamientos, muy cerca de donde fueron descubiertos.

En aquellos años de esplendor, en los que la población de la localidad gaditana experimentó un enorme auge gracias, sin duda, a los beneficios del comercio con las indias, amén de otros factores como el invernadero de las galeras reales en el río Guadalete. Todo ello hizo necesario emprender unas obras que permitieran traer el agua desde los manantiales de la Sidueña, ubicados en la cercana Sierra de San Cristóbal hasta las fuentes de la ciudad. Un trayecto de al menos cinco kilómetros que permitió abastecer de agua potable a la población de El Puerto de Santa María.

Os dejo algunas fotografías de este hallazgo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here