La parada de autobuses de Chiclana queda justo en la ribera del río Iro. Así que, es el primer contacto que tienes con la ciudad directamente y no a través de la ventanilla.

En las ocasiones en las que he tenido que llegar a la localidad gaditana, me he dado cuenta de que el cauce está influido por el ritmo de las mareas, seguramente desde su desembocadura en el caño de Sancti Petri.

El río cruza la ciudad de este a oeste, teniendo su origen en el encuentro del Arroyo de la Cueva y el Arroyo Salado. Es curioso que en casi todas las provincias de Andalucía por donde he pasado, hay algún río con esta última denominación de salado.

El nombre actual del río deriva de Liro o Tiro, dado que su cauce transcurre a través de un importante asentamiento fundado por los fenicios tirios.

Parece ser que este cauce fluvial fue navegable en época fenicia, quedando las naves varadas en algún puerto cerca del cerro del Castillo. De hecho, se han encontrado restos cuyo origen es anterior a la presencia romana en la península ibérica.

Os dejo algunas fotografías del tramo que va desde el apeadero de autobuses hasta la explanada en donde se encuentra en centro juvenil Box.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here