• Malos precedentes

    Los gobiernos socialistas en España se han convertido en sinónimo de recesión económica, mala gestión, subida de impuestos y despilfarro. Los sucesivos ejecutivos han tenido como denominador común el desprecio de las clases trabajadores a las que dice defender. Aparentemente se cumplió el presagio de Alfonso Guerra cuando afirmaba que: a España no la iba