Hoy quiero dedicar un artículo de mi blog a eso que llaman exploración urbana o urbex. En esta ocasión, lo que captó mi atención es una pequeña torre de ladrillo amarillo semioculta entre la vegetación, en uno de los márgenes del camino que discurre paralelo a las salinas de la tapa.

Aparentemente, lleva abandonada bastante tiempo. No hay puerta y el interior está completamente vacío. Claro que, es evidente que no soy el primero que descubre este lugar. Grafitis delatan que más de uno utilizó las paredes de esta pequeña edificación como lienzo para sus pinturas.

Obvio por las fotografías que dejo a continuación, que allí debió existir en algún momento instalaciones de tipo eléctrico. Quizás las torres de alta tensión que hay por la zona dejaron esta torreta en desuso y abandonada.

Comparto, a continuación, algunas de las imágenes que logré hacer con mi cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here