La fortaleza urbana, junto al castillo de la Peña, supone una importante defensa de la ciudad frente a la principal amenaza de aquella época: el reino de Granada. Particularmente la remodelación de los fuertes existentes y la construcción de partes de la muralla vinieron de la mano de la Orden de Calatrava. En la actualidad se conservan solo algunos fragmentos.

Hay que destacar además de la torre del homenaje, la Almedina en la Franquera, o la que aún se levanta a mitad de la calle Real de San Fernando, por citar algunas.

De todas ellas, la que en mejor estado hasta la fecha. Ubicada en la parte más alta de la ciudad, desde ella se domina toda la campiña que rodea a la localidad. Ultimamente se está haciendo un esfuerzo por rehabilitar otras partes de la muralla. Como nota curiosa, una de las torres fue convertida en campanario. Se trata de la que está ubicada junto al Santuario de la Virgen de la Villa.

Se supone que hay más fragmentos de muralla. Lo más probable es que estén ocultos tras edificaciones posteriores.

Mi objetivo, en esta ocasión, es mostrar a través de un vídeo la visita que realicé a la torre del homenaje. Para quien se anime a subir, diré que la entrada es gratuita, aunque es aconsejable consultar cuáles son los horarios de atención al visitante.

Para terminar os dejo una pequeña galería de fotografías de las torres que hay repartidas por los diferentes puntos del centro histórico de Martos.

torre a mitad de la calle real de San Fernando
torre en la calle Real de San Fernando
fortaleza baja
fortaleza baja
torre almedina
torre almedina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here