Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Martos
Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Martos

En el corazón de Martos, un municipio jiennense que respira historia y devoción, se encuentra una hermandad que ha sido un pilar fundamental en la vida de mi familia paterna a lo largo de generaciones: la Hermandad del Cristo Nazareno. Con más de cuatro siglos de existencia, esta cofradía tiene sus raíces profundamente arraigadas en la historia, siendo oficialmente fundada en el año 1596.

Sin embargo, la historia de esta hermandad no ha estado exenta de adversidades. En momentos oscuros para nuestro país, la antigua imagen del Cristo Nazareno se perdió para siempre, siendo reemplazada por la actual imagen cuya primera salida por las calles de Martos tuvo lugar en 1941, tras la reorganización de la cofradía luego de la finalización del conflicto civil surgido en España en 1936.

La sede canónica de la Hermandad del Cristo Nazareno está establecida en la Real Parroquia de Santa Marta. No obstante, en fechas recientes, después de la restauración de la Capilla de Jesús, se llevó a cabo un traslado que muchos consideraron un regreso largamente esperado.

La actual talla del Cristo Nazareno fue obra del imaginero granadino Emilio Navas-Parejo, cuyo talento ha dejado una marca indeleble en la devoción de los marteños. Además del Cristo Nazareno, la hermandad adquirió en años posteriores una imagen de Simón de Cirene, quien según la tradición católica, ayudó a Jesús a portar la pesada cruz al Gólgota, donde sería crucificado. Esta incorporación refleja la riqueza simbólica y espiritual que caracteriza a esta cofradía, enriqueciendo aún más su legado histórico y devocional.

La Hermandad del Cristo Nazareno de Martos es, sin lugar a dudas, una de las más antiguas del municipio jiennense. Su trayectoria está marcada por la fe, la tradición y el compromiso con la comunidad. Cada Viernes Santo por la mañana, los marteños se congregan para acompañar su desfile procesional, una manifestación de devoción y respeto que trasciende generaciones.

Para mi familia paterna, esta hermandad ha sido mucho más que una institución religiosa. Ha sido un símbolo de identidad, un lazo que une a través de los siglos y que nos recuerda la importancia de la fe y la tradición en nuestras vidas. A través de los años, hemos compartido momentos de alegría y de dolor, encontrando en la Hermandad del Cristo Nazareno un refugio espiritual y un punto de encuentro con nuestras raíces.

La Hermandad del Cristo Nazareno de Martos es mucho más que una entidad religiosa. Es un testamento viviente de la historia y la devoción de un pueblo, un faro de esperanza en tiempos de adversidad y un símbolo de unidad y fraternidad para todos los que tienen el privilegio de formar parte de ella.

Visitas: 0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí