Seguimos recorriendo las baterías costeras en el litoral portuense. Esta ocasión ha sido difícil encontrar el lugar y bastante complicado acceder a él. Como podréis observar en las fotografías nada más es posible ver una pequeña parte. El resto se encuentra enterrado bajo la arena y, según se puede leer en las fuentes que he consultado, su estado es bastante bueno. Sin embargo, la vegetación que crece por la zona amenaza con deteriorar o destruir el emplazamiento costero.

Es una de las pocas baterías costeras que han sobrevivido desde su construcción allá por 1730. Como imaginaréis, su objetivo no fue otro, sino proteger la ensenada exterior de la Bahía de Cádiz del desembarco de tropas enemigas.

Poco más puedo contaros de este emplazamiento militar histórico, uno más de los que jalonaban el litoral de la bahía gaditana desde el Fuerte de Santa Catalina y la batería de la Laja (El Castillito) hasta la que había ubicada en la localidad de Rota. Solo resta compartir algunas fotografías de lo que queda visible y el paisaje que puede verse desde allí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here