plaza de San Bartolomé de Jaén
plaza de San Bartolomé de Jaén

La provincia de Jaén cuenta con distintos emplazamientos a los que se le atribuye cierta actividad paranormal o fenómenos inexplicables. Hoy me propongo comentar dos de ellas.

En la primera, nos desplazamos al centro histórico de la capital jiennense: la plaza de San Bartolomé. Frente a la iglesia del mismo nombre se encuentra una vieja casona que, a decir de muchos, podría estar encantada.

La historia arranca cuando un arquitecto se mudó, con su familia, a aquella casa. No paso demasiado tiempo antes de que la tragedia los golpeara al morir su hijo de cuatro años en Madrid. En la casa se vivió en un ambiente mortecino y enlutado durante algún tiempo. Solo el nacimiento de su nuevo hijo, Francisco de Asís, devolvería algo de felicidad a aquella familia. Empero, la alegría no duró demasiado, El niño moriría en un desgraciado accidente.

Esta nueva tragedia no podría ser superada por el matrimonio que, años después, fallecerían con apenas unos pocos meses de diferencia.

Es en este momento cuando comienzan a manifestarse fenómenos de difícil explicación. No en vano, adquirió bien pronto fama de edificio encantado.

Unos nuevos inquilinos habitaron la vivienda y, al poco, una nueva muerte aconteció entre sus muros.

Fue el Conde del Águila quien decidió instalar allí las oficinas del Catastro de Rúbricas. Muy pronto, los empleados municipales tuvieron que vivir fenómenos que se escapaban de cualquier explicación lógica: expedientes que cambiaban de lugar, sillas que se movían solas, luces que se encendían y apagaban a voluntad o voces extrañas. El caso es que, por esa u otra razón que yo al menos desconozco, las oficinas pronto fueron trasladadas.

En el año 1990 se realizó una remodelación del edificio y, supuestamente, a causa de ello, estos fenómenos inexplicables desaparecieron sin más.

casa demolida a las afueras del municipio de Torredelcampo
casa demolida a las afueras del municipio de Torredelcampo

Un poco más al sur de Jaén, en la cercana localidad de Torredelcampo, se encuentra otro de esos lugares a los que se le asocia la presencia de fantasmas.

Realmente lo que sucediera aquí, al menos yo, no lo sé a ciencia cierta. No encontré registro escrito, más bien, me fue contada por algunos vecinos de este municipio.

Os cuento sin más la historia que me narraron. Parece ser que una familia tenía una niña con una enfermedad supuestamente pulmonar. Para aliviar el sufrimiento de esta joven, sus padres decidieron trasladarla a una casa que se encuentra a las afueras de Torredelcampo. Esperarían esperanzados que la niña se repusiera de su mal. Por desgracia, acabó muriendo.

Bien pronto se corrió la voz de que su espíritu rondaba por aquel lugar e, incluso, muchos testigos hablan de haber sentido su presencia al aproximarse a la casa abandonada.

Permaneció en este estado por años, acrecentándose la leyenda de un espíritu que vagaba entre sus muros. Ocurrió que la casa comenzó a verse frecuentada por curiosos e interesados en prácticas exotéricas de todo tipo. Al menos eso cuenta, El caso es que una autoridad, no sé si los propietarios o el ayuntamiento, decidió demolerla.

Actualmente solo se conservan fragmentos de sus cimientos que pueden verse desde la carretera que une Torredelcampo con Jaén.

En otra ocasión, seguiré recogiendo este tipo de leyendas de lugares que están rodeados de misterio en la provincia de Jaén.

Visitas: 12

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí