Hoy me propongo conocer la iglesia de San Antonio, ubicada en una de las plazas más típicas y con más solera de Cádiz. Esta suele ser el escenario de un buen número de acontecimientos culturales y gastronómicos a lo largo del año en la capital gaditana. Tampoco es el único edificio de interés aunque, en esta ocasión, me voy a centrar en compartir la visita en mi blog.

Como suele ser habitual, la iglesia tuvo su origen en una ermita que ya existía en este lugar que, por cierto, tenía otro nombre: Campo de la Jara. El edificio fue inaugurado en la segunda mitad del siglo XVII, aunque su fisonomía actual ha sido fruto de un buen número de reformas que se han venido realizando desde entonces como las dos altas torres que la enmarcan y que fueron construidas allá por el año 1730.

De la austera fachada, lo más destacable es la ornamentada portada barroca a través de la cual entramos en el templo. En él encontraremos diferentes estilos ejecutados en otras tantas épocas hasta llegar al altar mayor cuyo retablo fue diseñado por el académico Manuel García del Álamo en el siglo XIX.

Ya te sientas atraído por la cultura, la arquitectura o por cualquier otra razón por la que quieras perderte por las calles del centro histórico de Cádiz, esta es una parada obligada. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here