fábula de las dos ranas
fábula de las dos ranas

Quiero compartir en mi blog esta aleccionadora fábula que nos enseña por qué en muchas ocasiones no es conveniente dejarse llevar por las opiniones de los demás. Y es que una palabra a destiempo o malintencionada puede acabar con una persona que vive un momento de zozobra en su vida. Sin duda alguna, esta historia te ayudará y marcarte el camino a seguir. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Comienza en un bosque, en una pequeña charca en el que un grupo de ranas saltaban despreocupadas. De repente, dos de ellas cayeron en un profundo hoyo que estaba seco. Las demás quedaron reunidas alrededor del agujero mirando hacia su interior. Todas ellas afirmaban que de allí sería imposible salir. Así que le gritaron a las desdichadas que no se esforzaran y que se abandonaran a su terrible destino.

Sin embargo, las dos ranas atrapadas saltaban una y otra vez intentando con todas sus fuerzas salir del pozo. A pesar de los gritos de sus compañeras diciéndoles que sus esfuerzos serían inútiles y que no podrían salvarse.

Una de ellas atendió a lo que decían las otras ranas y terminó por rendirse, quedando en lo más hondo del hoyo agotada hasta que murió. Sin embargo, su compañera no dejaba de saltar. Lo intentaba una y otra vez, dando saltos cada vez más altos. Puso todo el empeño que le fue posible. Finalmente, consiguió salir del pozo a pesar de lo que le gritaban sus compañeras.

Cuando estuvo arriba y recuperó el aliento y la tranquilidad, las otras ranas le preguntaron ¿acaso no escuchabas lo que te decíamos?. Ella muy confundida le explicó que era sorda y que creía que la estaban animando desde el borde a que se esforzara más y más para salir del pozo.

La moraleja de la historia es que una palabra de aliento a alguien que está desalentado puede ayudarle, mientras que una opinión negativa puede acabar por destruirla. Hay que pensar en lo que se dice, pero mucho más lo que escuchamos de los demás.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí